Español

La conversación, 1987

Lápiz y acuarela sobre papel - 100x140 cm

Biografía:

Premio Konex de Platino 1992: Pintura: Quinquenio 1987 - 1991
Premio Konex 2002: Pintura: Quinquenio 1992 - 1996
Premio Konex 1982: Experiencias

Nació el 12/07/1937. Artista plástico y Arquitecto. Becado por el Gobierno Italiano (1967) estudia paisajística en Roma. En los ‘70 realiza experiencias de arte-ciencia y produce hábitats artificiales para animales y vegetales. Fue el primer latinoamericano que exhibió en el espacio Proyects del MOMA (Nueva York, 1972). Sus obras de arte conceptual se ligan al ecologismo. Hacia 1978 desarrolla la temática del campo, que persiste en su obra posterior. Realizó recorridos temáticos antropológicos centrando su atención en la historia de la Patagonia y reinterpretaciones de la obra de Juan del Prete (PK), Max Beckman y Florencio Molina Campos, entre otros. Investigó a los pintores viajeros, produciendo acuarelas, dibujos y objetos con temas criollos y referidos a hechos relativos a la argentinidad. Realizó exhibiciones individuales y colectivas en América, Europa y Asia. Su obra La conversación (1987) formó parte de la II Muestra Konex 100 Obras Maestras - 100 Pintores Argentinos (exposición antológica de la pintura argentina) en el MNBA (1994).
 

Comentarios:

Al decir de Jorge Glusberg "La obra de Benedit aparece como una vasta metáfora de las relaciones entre la ciencia y el arte..., entre naturaleza y cultura". Esta obra refiere a la confrontación que puede resultar del hecho de conversar. La figura femenina aparece con signos que nos recuerdan al cubismo, mientras la figura del hombre se descompone en líneas simples. Todo dentro de un espacio envolvente. Comentario extraído del libro "100 Obras Maestras 100 Pintores Argentinos" "Hubo un tiempo, en el Gran Tiempo de los orígenes, en el que el hombre mantenía relaciones insospechadas con el universo. Una época en la que la condición humana participaba de una existencia más completa. Pero un día el cielo se tornó lejano, y se quebró la antigua armonía. El hombre comenzó a vivir, desde entonces, con la nostalgia del Paraíso".(1) Esto corresponde a aun confesión casi privada, que a la vez signa ciertas obras de los últimos años del artista, que pertenecen a la serie Ferrando. Benedit tiene una casa de madera en la playa Ferrando en Colonia, Uruguay, que le sirve de refugio y desde donde en algunos días puede salir, observar y hasta le parece que el horizonte se ha acercado sobre el río de la Plata. En esas ocasiones siguiendo una costumbre de Macedonio Fernández, su tío abuelo, pregunta: ¿Qué hacés, Cosmo?(2). De ese modo acorta la distancia nostálgica entre el hombre, él en este caso, y el universo. En general, Benedit hace referencia en su pintura a hechos fácticos concretos. Esta escena en su casa de Ferrando pertenece a un ámbito personal, incluso emotivo. Entre la variedad de técnicas utilizadas, la acuarela es de las más corrientes para él. Benedit nació en Buenos Aires e inició su trayectoria pictórica, en la cual es autodidacta, en 1961. En 1963 se recibió de arquitecto. Hacia 1968 amplió su campo de dedicación artística, al punto de tomar el ámbito científico, al inscribirse "dentro de las manifestaciones conceptualistas en el ámbito del arte experimental, el arte ecológico y las investigaciones analíticas. Realiza hábitats artificales con animales vivos y vegetales, experiencias biológicas y fisicoquímicas en las que prevalece la idea de proceso"(3). Todo esto está ligado a la etología -ciencia del comportamiento animal-. En 1971 se funda el grupo CAYC de Buenos Aires, del cual es integrante. Entre 1972 y 1977 comienza a desarrollar proyectos para la construcción de juguetes sobre la base de modelos de animales, luego de cerrar el ciclo de los animales vivos. Esta etapa tien reminiscencias de todo su trabajo anterior. Por lo tanto, se debe agregar al contexto de los proyectos la aproximación a la etología de las experiencias pasadas, que se liga también a este tipo de obra. Luego, se dedicará a hacer acuarelas y objetos a partir de los dibujos de su hijo Tomás. Paralelamente empieza a desarrollar la temática del campo. Nuevamente se plantea una dualidad, en este caso: trabajo manual tradicional/sistemas tecnológicos. La década del 80 la marcará el regreso a al pintura después de las experiencias conceptuales. A menudo, completará la presentación con un objeto. La historia nacional, entre otros temas, estará presente. Mercedes Casanegra   (1) Luis F. Benedit - Memorias australes, Milano-New York, Philippe Daverio, 1990, p. 146. (2) Ibídem. (3) Luis Benedit, op. cit., p. 193.