Español

Mariano Mores

image
2005Música Popular
 Mención Especial
1995Música Popular
 Mención Especial
1985Música Popular
 Premio Konex de Platino
1985Música Popular
 Diploma al Mérito

Mariano Mores
Premio Konex de Platino 1985: Compositor de Tango
Premio Konex 2005: Música Popular / Mención Especial
Premio Konex 1995: Música Popular / Mención Especial


Nació el 18/02/1918. Compositor, pianista, director. Es una institución en el mundo del tango y se le considera uno de los grandes compositores de Iberoamérica. Comenzó su carrera siendo niño y estudió piano en Argentina y España. Integró la Orquesta Típica de Francisco Canaro, como pianista. Se destacó también como arreglador, director de orquesta y showman. Algunas de sus creaciones son Cuartito azul, Grisel, Cristal, Adiós Pampa mía, Cafetín de Buenos Aires, Uno, Taquito militar, Frente al mar y Tanguera. También incursionó en la comedia musical, el teatro, el cine y la TV. Dirigió numerosas orquestas y realizó giras por el mundo. Sus tangos son interpretados por destacados músicos y cantantes. Entre otros premios recibió: Santa Clara de Asís, San Gabriel, Filiberto De Oro y la Orden de Caballeros de San Martín de Tours. Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. Falleció el 13/04/2016.

 

Biografía ampliada

Pianista de un estilo muy espectacular, impuso en la dirección orquestal una concepción propia que lo llevó a internacionalizar el tango. A vestirlo de smoking y a pasearlo por el mundo. Simultáneamente, su fecunda inspiración lo convirtió en uno de los compositores de mayor suceso de la música popular.

Marianito a la edad de 9 años, estudiaba piano con la profesora Amelia Fagoada del Conservatorio D´Andrea en la Lanús Oeste. En tres años hizo todo el profesorado de música. Tocaba los clásicos con una facilidad sorprendente. Fue tal la aplicación al estudio de armonía, contrapunto y composición, que la profesora no le quiso cobrar ni un peso. Cuando cumple 10 años obtiene una beca para estudiar en Salamanca, España, dónde comienza su carrera como niño prodigio ejecutando las obras de los grandes maestros. Sin embargo es en España donde Marianito toma contacto con el tango. Fue una tarde paseando por la rambla, cuando con su padre escucharon salir de un negocio las melodías de "Melodía de Arrabal" por Carlos Gardel.

Cuando a los 14 años pierde a su padre, se ve impulsado a tener que mantener a su madre y siete hermanos; desde ese momento, entonces, comienza a trabajar profesionalmente como pianista. Una vez viajaba en tranvía por la calle Corrientes, y al pasar por el café Vicente –que estaba enfrente del Germinal-, vio un cartel en el que solicitaban un pianista que tocara música internacional y supiera leer el pentagrama. Fue así como muy decidido, bajó del tranvía, dio una prueba y el puesto fue suyo. Casi enseguida entró a estudiar en la Academia Padi que dirigía un gran poeta – Luis Rubinstein -, y al poco tiempo ya era profesor y componía.

"Cuartito Azul", fue su primer éxito; el que le abrió las puertas de la orquesta de Francisco Canaro, la de más renombre en aquellos años finales de la década del ’30. En ella estuvo a prueba por un mes y se quedó diez años. Simultáneamente, desarrolló sus posibilidades de compositor convirtiendo cada una de sus creaciones en un suceso con los mayores poetas de la época. Cuando hizo la música de "Cuartito Azul", tenía 16 años. Enseguida, Mario Battistella escribió la letra.De la unión con José María Contursi surgieron obras como "En esta tarde gris", "Grisel", "Cada vez que me recuerdes", "Cristal" y "Tu piel de jazmín".

Con Enrique Santos Discépolo, hizo "Uno", "Cafetín de Buenos Aires" y "Sin palabras". Con Enrique Cadícamo compartió el éxito de "A quien le puede importar" y "Copas, amigos y besos".Homero Manzi estaba muriéndose cuando un día Mariano Mores lo fue a visitar. En esa oportunidad Manzi le dijo: "Me voy a ir y no escribí nada con vos...". Entonces, Mores le respondió: "Tengo una música, una especie de tango malambo..." y la empezó a tararear. Manzi lo escuchaba y, desde la cama le fue dictando los versos: "La vos /triste y sentida/de tu canción...". Así nació "Una lágrima tuya".

Con el ingreso a la orquesta de Francisco Canaro, nació su prestigio de intérprete. Tenía una forma espectacular y rápidamente llamó la atención. Su popularidad lo convirtió en un astro del cine, en un galán, actividad que lo obligó a dejar de tocar con Canaro para dedicarse durante varios años a la filmación de películas donde, obviamente, también aportaba su música.Más tarde, formó su propia orquesta.

Su particularidad fue la de no limitarse nunca a las formaciones clásicas de bandoneón, violín y piano, que ya en 1911 le habían dado la calificación de "Típicas" a las orquestas de tango. Mores formó conjuntos numerosos y les agregó timbres distintos a los habituales. Y así, la suya pasó a ser "la gran orquesta" o "la orquesta lírica". El Maestro explicaba que eso era así porque siempre pensó –y lo sigue haciendo- que no hay que darle un carácter localista al tango. Para él, la música vuela mucho más allá del barrio, por eso se preocupó por internacionalizar el género. Y lo hizo recorriendo el mundo en más de una oportunidad.

Cuando después de diez años de compartir éxitos le anunció a Canaro su retiro de la orquesta, el maestro le dijo una frase que Mores nunca olvidó: "Vos ya tenés pantalones largos y podés andar solo". Este fue el pasaporte que le abrió las fronteras para pasear la música argentina por el mundo, sentado al piano, con la batuta en la mano y con la mente en permanente ebullición.